EL MURMULLO (MILO Krmpotić)


(Inicio de El murmullo [páginas 7-25])
Lo primero que siento cuando empiezo a leer El murmullo es el pretendido distanciamiento del narrador: como si quisiera limitarse a contar lo sucedido (sin involucrarse): un arranque genial, pues nuestro narrador es periodista. Sin embargo, poco a poco se va metiendo y no solo eso: nos desnuda su alma: un striptease integral que lo deja todo al descubierto.

El estilo es penetrante, sutil, técnico; el ritmo, preciso y sugerente. Me gusta cómo entra en escena esa primera persona narradora que enseguida se nos muestra tal cual es. Aunque estamos hablando de una primera persona mitótica que se desdobla en cuatro: la que habla del caso, la que nos cuenta las cosas de la Gloria-periodista, la que nos acerca a la Gloria-mujer y la que ―de manera confesional― nos muestra al narrador en su forma más pura.

(Segunda entrega de El murmullo [páginas 26-70])
En este punto, el narrador nos sorprende con una nueva voz que nos involucra. Y aún aparecerán más voces. El narrador es plural, reflexivo, interrogador. Desde la coyuntura periodística de 2014, un periodista se analiza, nos analiza, los analiza.

El murmullo no es una historia batida/tragable. Si un lector inocente se introduce en ella, la sentirá como «una barra de pan mordida no en su punta, como dicta la convención, sino por la mitad de uno de sus lados. Extraña, perturbadoramente incompleta».

(Tercera [y última] entrega de El murmullo [páginas 71-184])
¡Ni el narrador sale airoso en esta historia donde el daño físico es secundario! No importa quién desea «Feliz año» y quién responde «Será complicado». Nadie entre estas páginas lo tiene fácil, ni siquiera extrapáginas, pues el lector tampoco sale indemne.

Milo construye una jaula de la que es difícil escapar. Hasta la voz narradora queda atrapada en su propia historia. El murmullo es la pesadilla que nadie quiere tener, en la que nadie quiere pensar, pues es cotidiana y nos acecha como esa «sombra que se excita al saberse observada».




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tú comentario:

Últimos Comentarios